23 de abril de 2011


Hillary Clinton y Barack Obama en el Palacio Imperial de Tokio


Esta es solo una nota anecdótica.

Hace una semana la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, llegó a Tokio en una corta visita oficial para reiterar el apoyo estadounidense al pueblo japonés por los desastres del 11 de marzo.

Al llegar Clinton a la reunión con la familia imperial los saludó con efusividad, un apretón de manos al emperador Akihito y dos besos en la mejilla a la emperatriz Michiko. Este detalle no escapó a la prensa extranjera, la secretaria de Estado se saltó el protocolo.

En noviembre de 2009, Barack Obama ofreció sus respetos a los emperadores con una reverencia en la que llegó a inclinarse casi 90 grados. Este hecho fue muy criticado por sectores conservadores de Washington. William Bennett, ex secretario de Educación durante el gobierno de Ronald Reagan y ahora comentarista de CNN, dijo: «No nos sometemos a emperadores ni a reyes»

Aquella vez el Departamento de Estado intervino declarando: «El protocolo, en general, es respetar las costumbres y tradiciones del país anfitrión. El presidente simplemente estaba mostrando respeto»


Fotos: AFP/REUTERS

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails