8 de septiembre de 2009


Vuelco en un país de viejos

Un buen reportaje de Georgina Higuera publicado en El País, suplemento del domingo. Les dejo algunas líneas:



REPORTAJE: RUPTURA EN JAPÓN
Vuelco en un país de viejos
Con más de un millón de centenarios, Japón, un país escéptico, obsesionado con el trabajo y de fuertes raíces feudales, ha roto sin traumas con un Gobierno que duraba medio siglo


Ningún lugar de la Tierra tiene tantos centenarios ni en ningún otro país se vive tantos años como en Japón. Tal vez la clave de esta longevidad sea el escepticismo, esa desconfianza nata que ha permitido a muchos japoneses sumarse, sin que se les mueva un pelo, a la marea que ha roto con más de medio siglo de Gobierno casi ininterrumpido del Partido Liberal Democrático (PLD). La puerta del cambio está abierta, pero después de lo que ha costado hay más indiferencia que miedo a que entre un huracán

[...] A excepción del periodo militarista iniciado en 1868 con la restauración Meiji, que desató una furia bestial de conquista, hasta la calamitosa derrota del Ejército imperial en la II Guerra Mundial, el aislamiento en que ha vivido siempre el archipiélago, defendiéndose de los invasores externos incide en que Japón siga teniendo las puertas cerradas a la inmigración. Los extranjeros residentes en el país suponen menos del 2% del total de la población, y buena parte de ellos son tercera o cuarta generación de coreanos. Ni siquiera se recurre a inmigrantes para que ayuden a manejar el envejecimiento de la sociedad.

[...] Los jóvenes no entienden la preocupación que de pronto se ha instalado en las filas del poder por el envejecimiento de la sociedad. "El triunfo del PDJ me parece muy importante porque supone el fin del monopolio del PLD, pero si Hatoyama se cree que va a aumentar el índice de natalidad pagando 2.300 euros por niño y año es que no tiene ni idea de lo que sucede", afirma Yasiko, de 36 años, soltera, independiente y sin ganas de tener hijos hasta que no cambie la sociedad y los varones se impliquen en la educación de los niños y en las tareas de la casa.

[...] Actualmente, millones de jóvenes japoneses rechazan el pago de los 20.000 yenes mensuales (160 euros) que exige el Gobierno desde que cumplen 20 años como pago al sistema de pensiones, sin tener en cuenta si estudian, trabajan o están en paro. Muchos están convencidos de que antes o después el sistema quebrará y prefieren gastarse sus magros ingresos o invertirlos en planes privados de pensiones u otro tipo de ahorro, lo que mete aún más presión al sistema.

[...] Especialmente las japonesas están convencidas de que hace falta un cambio profundo que parta del interior de cada individuo. "Un cambio que debe comenzar en la conquista de una voz y una opinión propias", afirma Keiko Hara, de 54 años, soltera y directora de Shinseika. "Hablamos de democracia, pero seguimos siendo una sociedad feudal en la que nadie se atreve a expresar lo que piensa. No hay libertad individual. Yo hablo con usted porque trabaja para un periódico español, pero si se lo dijera a un periodista japonés, me lloverían las críticas de inmediato", dice. (Las negritas son mías)


Puedes entrar a leer el reportaje completo y el suplemento en Calaméo, está en la página 6 y 7.
japon

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails