31 de julio de 2009


Duras críticas al kimono de miss universo japonesa

Revuelo y opiniones detractoras ha causado la presentación del traje nacional que llevará la representante japonesa Emiri Miyasaka (25) para el certamen Miss Universe que se celebrará en Nassau, Bahamas, el próximo 23 de agosto.

Los diseñadores han recibido mensajes de protesta del público como que la indumentaria, el kimono tradicional, muestra demasiado, no representa la tradición nipona, es digno de una prostituta, parece el vestido de una actriz porno...

La diseñadora francesa Inés Ligron es la responsable del proyecto que desarrolló con el japonés Yoshiyuki Ogata, dueño de la idea inicial. Ligron dice en su blog:

«It has surely created a huge PR buzz around the world which was the concept, also it worked as planned. The conservative and fashion-dinosaurs are critisizing her costume, meanwhile the fashionistas love it. I care only about the movers and shakers in the fashion industry.»


Sí, lo que ella quiere es crear un nuevo concepto alejado de los acostumbrados concursos de belleza, al lado opuesto de lo politicamente correcto. Reinventarse, innovar, evitar que la audiencia televisiva siga cayendo y que la industria en general se venga abajo. Quizá los jueces del certamen lo valoren, pero el público nipón ¿podrá dejar de lado la imagen conservadora de los típicos y tradicionales kimonos?

Les pongo un par de fotos que fueron tomadas por Leslie Kee y un vídeo de la presentación oficial ante la prensa




2 comentarios:

nora dijo...

Opinión totalmente personal:

Las modelos japonesas que "crea" Inés Ligron son todas iguales, a mí me parecen todas muñecas, muy lindas por fuera pero por dentro ... nada. Además, no representan a Japón, porque las "crea" iguales a las occidentales, y para las japonesas es fantástico por el complejo que tienen, por querer ser más occidentales.
Sobre el dichoso kimono, si es para un show me parece que la idea es maravillosa, nunca hubiera imaginado que se pudiera hacer algo así, pero si las "bellezas" tienen que desfilar con el traje típico del país que representan, no me parece adecuado, porque ese kimono NO es kimono, y lo que intentan (tanto la Inés como todo el satff) es llamar la atención ... con el kimono y el maquillaje.
Es mejor ganar por ser como es, aunque las "bellezas" que se presentan en el concurso, no son verdaderas bellezas (con el perdón de la audiencia masculina :P)
Un abrazo.

PD: me alegro que puedas seguir escribiendo :)

Enrique dijo...

Me parece fascinante todo lo que se refiere a nuevos conceptos, ya sea en el campo de la moda, del diseño, del periodismo, de la arquitectura y la apuesta de Ligrón y su equipo no me parece del todo mal. Sin embargo, cuando en este tipo de concursos se pide que cada participante desfile con el traje o con un traje típico o nacional, pienso que debe ser "eso". Un kimono es un kimono y punto. Tal vez para desfiles de modas caería estupendo.

Saludos Nora y gracias por visitar y comentar.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails