19 de marzo de 2006


Francia y la nueva Utopía

La toma de la emblemática universidad de la Sorbona por un grupo de estudiantes el pasado 10, hizo recordar al mundo aquel mayo parisino del 68. Han transcurrido los días y aunque sean grandes las diferencias entre uno y otro acontecimiento, ha quedado demostrada la capacidad de movilización de los movimientos sindicales y estudiantiles. Ayer cerca de 1,5 millones de franceses, entre sindicalistas, jubilados, desempleados, izquierdistas, amas de casa, profesores y estudiantes, protestaron por casi todo el país.

Por un lado, creo que es estupendo que los chicos de ahora cuenten con el apoyo de los sindicatos de trabajadores y por los partidos políticos de izquierda ante sus reclamos, pero por otro lado me parece que los segundos están aprovechando la coyuntura para recuperar posiciones pérdidas. Lamentable si es que no me equivoco, porque esto tiende a desnaturalizar el movimiento de protesta y se presta a ser interpretado como una manipulación de los jóvenes.

El Primer Contrato de Empleo (CPE por sus siglas en francés), incluido en la ley sobre igualdad de oportunidades, aprobado por el Senado el jueves 9 de marzo, ha sido la causa principal de estos reclamos. Una ley destinada a los menores de 26 años con la que el gobierno de Chirac pretende dar solución al problema del desempleo, pero a la vez permite que los empleadores puedan despedirlos sin causa justificada durante los dos primeros años de su contratación, sin derechos a pagos indemnizatorios de por medio. Vaya que sí, tremendo período de prueba.
Pero aquí es importante no distraer el asunto de fondo, Francia es un estado paternalista donde los jóvenes de hoy tienen pocas oportunidades y casi nada de ambiciones. Donde se cree que el Estado (estatista) es el gran Supremo que solucionará los problemas de infelicidad en que vive aquella nación que le ha dado al mundo brillantes pensadores y grandes conquistas democráticas y sociales.

Las protestas estudiantiles sólo intentan de que el gobierno retire el CPE para seguir gozando de un sistema laboral tradicional y estable, esa es la nueva utopía francesa en marzo del 2006.

Foto: The Associated Press (AP)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails