2 de septiembre de 2007


Ley antipiratería en Japón entra en vigencia

El pasado jueves entró en vigencia la ley que prohíbe grabar en las salas de cine. Esta medida que fue aprobada en el mes de mayo en su artículo 119 (1) contempla castigar con penas privativas de la libertad de hasta 10 años y multas por montos máximos a los 10 millones de yenes ( 87.000 dólares aprox. al cambio de 115 x 1).

Según la JIMNCA (The Japan and International Motion Picture Copyright Association) esta practica viene representando una pérdida de 20 mil millones de yenes anuales para la industria japonesesa del cine (llámese productores, distribuidores, importadores, dueños de los teatros y demás) quienes agrupados en la Motion Picture Association (MPA) , la Foreing Film Importer-Distribuitors Associations of Japan, Japan Association of Theater Owners, Japan Video Software Associations y la Motion Picture Producers of Japan habían presentado en enero al gobierno central el proyecto de ley antipiratería para su discusión y posterior aprobación.

En lo personal es un placer mirar las películas en un teatro. En Japón hay buenas salas de cine, con buen sonido y las comodidades para disfrutar de ellas. Sin embargo, en la mayoría de veces estas se concentran en un centro comercial (obvio, ¿verdad?). Tengo que viajar entre 40 y 60 minutos cuando quiero ver algún estreno. Hace algunos años vivía en la prefectura de Ibaraki y el cine más cercano lo tenía a casi 2 horas de distancia. Y qué pasa con aquellos que no tienen esa cercanía o facilidad para movilizarse.

Esto último lo comenté con algunos amigos japonese y me respondieron que eran minoría, que si no viajaban en coche lo hacían en tren o bus y en el peor de los casos esperaban hasta que los filmes sean distribuidos en las tiendas de alquiler. Pero hay otro grupo que quiere verlo en la comodidad de sus casas cuando todavía siguen en cartelera. Entonces, ¿cómo hacen estos últimos? Compran copias que se ofrecen en internet.

Este post no trata sobre la defensa de la piratería ni nada parecido. Es apenas una mirada a un movimiento que se hace mundial con la distribución libre de contenido. Y a la que sí puede tener acceso “esa” minoría que en otras latitudes puede llegar a ser más grande.

Volviendo a la campaña japonesa ha habido algunas noticias sobre el negocio ilegal de copia y venta de películas protegidas con el copyrigth. Y ya que estamos hablando de derechos de autor, la Japanese Society for Rights of Authors, Composers and Publishers (JASRAC) notificó a YouTube para que retire todo el material protegido que se encuentra en su portal, videos musicales ya no están disponibles en el servidor y algunos programas de la televisión nipona han sido borrados. Pero esto no ha impedido que otros usuarios sigan colgando nuevos clips.

El 31 de julio se reunieron con el director de YouTube, el vicepresidente de Google Inc, el director de Google Japan Inc y otros directivos, es la segunda vez que lo hacen y fue a solicitud del portal web. Al grupo de representantes japoneses se les conoce como las 24 organizaciones, con mayor presencia de los empresarios televisivos, quienes han agradecido las medidas preliminares tomadas, pero consideran escasas e insuficientes las acciones para detener la violación de las producciones protegidas, en su mayoría de la televisión local.

Me parece exagerado este reclamo, los programas colgados son apenas algunas secuencias de ellos, ya que el popular portal apenas permite 10 minutos de emisión. Al margen de esta cuestión, he visto la reacción de los ususarios alrededor del mundo: conocen y disfrutan aspectos de la cultura japonesa, su música, el arte, la televisión, las noticias. Hasta antes de You Tube, un mundo desconocido para la gran mayoría.

No puedo dejar de mencionar a Isamu Kaneko, un ingeniero graduado de la prestigiosa Universidad de Tokyo que creó Winny un cliente de intercambio anónimo de archivos peer to peer P2P para la comunidad japonesa, fue descubierto, detenido y acusado en 2003 y condenado al pago de una multa, por permitir violar las normas de propiedad intelectual. En la actualidad Winny ha sido retomado por otro ingeniero anónimo y que lleva el nombre de Share.

Actualización (Mayo, 2008): Corto antipiratería que pasan en todos los cines antes de comenzar la función


Algunos enlaces relacionados:

- Segunda reunión entre grupo japonés y YouTube

- Detenidos por violar los derechos de autor: (web de la JIMNCA, inglés)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails