4 de julio de 2005


El rey del pop

El otro día veía en la televisión japonesa un recuento sobre el juicio y posterior absolución del llamado rey del pop, Michael Jackson. De pronto escuché la voz de mi hija que decía, "ya no me gusta Michael Jackson". Fue grande mi sorpresa al escuchar su confesión porque creí que había comprendido las noticias.

Cuando ella llegó al Japón contaba con dos años y algunos meses de edad, a partir de allí siempre asistió a la guardería, al jardín y a la escuela japonesa con regularidad. En casa le habíamos enseñado a leer y a escribir en español, pero no era suficiente. Aprovechando un viaje con su madre al Perú reforzó el idioma materno. Fueron 16 meses que le duró la aventura. De lo que descubrió y aprendió, le fascinó la Historia del Perú. Aunque se paseó por cada club de estudios de la escuela, de los que más gratos recuerdos guarda es el de idiomas (inglés y francés) y el club de danzas (marinera norteña). Durante todo ese tiempo no dejé de estar en comunicación permanente por el hilo telefónico con ella, en una de esas veces me dijo "hay un cantante negrito que me gusta mucho y se parece a mi compañero de estudios" (se refería a Michael Jackson) y además aquel amigo "hasta se llama Michael, papá".

Había aprendido algunos pasos de baile que amenazaba enseñármelos a su vuelta , y su madre le había comprado algunos discos de él, como premio, porque había aprobado un examen de tae kon dow. Pero lo que le desagradaba eran las burlas de sus demás compañeros sobre Michael (el niño de la escuela), por el color de su piel. Me contaba que eran muy amigos y jugaban juntos. Me alegré por ella. Muchas veces, desde pequeña, le contaba que las personas valían, no por su color ni origen, sino simplemente por ser personas. Al contarme sobre su amiguito pensé que había entendido el mensaje.

Al estar otra vez en Japón, cumplió con enseñarme los pasos y las canciones prometidas. Por eso, no salía de mi asombro con su cambio de actitud. Pensé que era el momento de conversar con ella y explicarle el asunto de las acusaciones a las que había estado sometido Jackson desde hace un buen tiempo atrás, mentalmente repasaba con rapidez los hechos, intentaba encontrar las palabras adecuadas para poder hablarle a una niña de diez años y cuando por fín armé mi rompecabezas mental le dije: "A él lo estaban acusando de una cosa muy fea " , y ella me respondió: "Sí papá, ya lo sé, por eso no me gusta más Michael Jackson, porque él ya no quiere seguir siendo negro".

Foto: Official Photos Michael Jackson (Thriller)
michael jackson

1 comentarios:

enrique dijo...

Comentarios recuperados:

SALUDOS DESDE EL CARIBE:
http://zeniaregalado.blogia.com
6/7/2005 6:56 am
HOLA ENRIQUE. A MÍ TAMBIÉN ME GUSTABA MICHAEL JAKSON, PERO YA NO. ¡ LOS NIÑOS SON SAGRADOS¡

Francisco:
7/7/2005 11:19pm
a mí también me gustaba michael jackson, pero bueno, todo ídolo termina más o menos en el mismo lugar...sólo. Claro, que en el caso de Jackson, terminó solo y acusado de violación a menores...

enrique:
8/7/2005 01:38 am
Saludos para el caribe y también para Francisco. Si pués, es el ocaso de un ídolo.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails