8 de julio de 2005


Día negro en Londres

Causa rabia, dolor, impotencia, ver como la demencia terrorista cobra nuevas víctimas. En una cadena de atentados en Londres hay gente que paga con sus vidas por los errores de sus líderes políticos. Mi voz, la de un ciudadano común y silvestre, se alza para gritar la consternación, el repudio y la condena ante semejante barbarie. Aquí en Japón, hasta el momento, los hechos no han tenido mayor cobertura por los medios. Solidaridad con el pueblo británico.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails