18 de junio de 2005


Fin de la impunidad

El miercoles 15 la Corte Suprema de Argentina anuló la leyes de Obediencia Debida y Punto Final promulgadas en 1986 y 1987 respectivamente, por ser consideradas inconstitucionales. De esta manera a todos aquellos que estuvieron involucrados en atropellos, secuestros, torturas, desapariciones y crímenes se les podrá seguir investigando y sancionarlos con todo el peso de la ley en caso resulten responsables.

La dictadura militar que gobernó Argentina (1976-1983) practicó acciones sistemáticas de terrorismo de Estado que tuvo como víctimas a más de 30,000 argentinos.

Imposible olvidar a los escritores Rodolfo Walsh, Haroldo Conti, al poeta Francisco Urondo. A los cientos y miles de torturados y desparecidos, conocidos y desconocidos, a quienes les amputaron el alma y la vida. Cómo dejar de ver La historia oficial, ganadora del Oscar a la mejor película extranjera, o La noche de los lápices o aquellos documentales que nos mostraban el dolor, el drama y el horror sin siquiera tener algunas arcadas.

Cómo olvidar a las Madres de Plaza de Mayo quienes mantenían y mantienen vivo el recuerdo de los desaparecidos. Y difícil poder olvidar a aquel argentino gigante que se hizo querer por todos: Julio Cortázar.

Cada uno combatió a su manera a las Juntas de Gobierno. Ahora llegó el fin de la impunidad.

Un par de años atrás descubrí una exposición de Inés Ulanovsky en Zone Zero y quiero compartirla con ustedes, la muestra se llama Fotos Tuyas.

Leer más en Página 12 y en La Nación

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails